Uncategorized

ORIENTACIONES PARA PASAR DE LA TESIS AL LIBRO

 

  • Citado de Nogueira Sylvia y Jorge Warley Jorge (2019) De la tesis al libro. Bs As:Biblos.

Para transformar una tesis en libro, los autores brindan el siguiente decálogo:

  1. Una tesis académica no es un libro. La afirmación supone la advertencia de que para acceder a la publicación comercial se debe contemplar un trabajo de reelaboración que posibilite “traducir” un género discursivo en el otro, es decir, pasar de un conjunto de convenciones que sirvieron para ordenar el trabajo de investigación a otro esquema normativo.
  1. No hay un único tipo de libro. El autor debe definir con claridad si su libro tendrá la forma de un ensayo, una obra de consulta, un manual, etc. Cada una de estas “especies” encierra ordenamientos formales distintos.

 

  1. El autor no debe llevar a la editorial su tesis doctoral. De algún modo debe convencer al editor de la perspectiva incluso económica de la investigación que busca publicar.  Es difícil que el editor tenga en cuenta una propuesta “en crudo”, que no se adecue desde el vamos a los requerimientos y aspectos formales del propio libro. Es el mismo autor, por lo tanto, el que asume la tarea inicial y decisiva de convertir la tesis en libro.
  1. El “público lector” al que el libro se dirige es una entidad exageradamente vaga, heterogénea e inasible. Dentro de tal vastedad, primero el autor y luego, de manera definitiva el editor deben precisar los límites y las características de un público más concreto, tarea no muy difícil no bien se reflexiona sobre los alcances y la regular circulación del tema del que se trate. La claridad del punto es vital para determinar el “tono” general que tendrá la exposición.
  1.  Hay ciertos espacios propios de la tesis que deben ser particularmente revisados (incluso, en muchos casos, directamente eliminados) para transformar ese género académico en un libro. Así ocurre con los apartados reservados a los contextos teóricos y metodológicos, “estados de la cuestión”, las largas citas textuales que se piensan en función del respeto que determinados autores y obras tienen dentro de un campo disciplinario específico, los apéndices, las ilustraciones, los cuadros y los gráficos.
  1.  Hay ciertos espacios propios del libro que deben ser cuidadosamente pensados y elaborados en función de aportar claridad inmediata a los lectores que pudieran mostrarse interesados en la obra y se acercan a ella.  Así ocurre con la introducción al volumen, así como con todos los aspectos paratextuales (índice, contratapa, pertenencia a una determinada colección). La orientación general del editor para la presentación gráfica general del texto es aquí fundamental.
  1. Un libro se caracteriza por tener una lectura fluida. Aun cuando trate temas complejos y recurra a un moderado vocabulario técnico, esa fluidez es la principal garantía para generar interés en los lectores. Tanto la revisión inicial de la investigación por parte del propio autor así como del editting y la corrección de estilo deben apuntar en este sentido.
  1.  La fluidez de la escritura se nutre del correcto y eficaz equilibrio entre lo que se expone y lo que se presupone. Es decir, entre lo que literalmente se escribe y aquello que, detrás de las palabras, se juzgan que son conocimientos que el público lector posee y maneja. El acto comunicativo completo es la suma de exposición y presuposición. Si se le cuentan al lector demasiadas cosas que ya sabe, abandonará la lectura por aburrimiento; si se le cuentan demasiadas cosas que desconoce, el lector juzgará entonces y con razón que es un texto incomprensible.
  1. Para que una tesis académica se convierta en un libro se necesita el trabajo cooperativo entre el autor y el editor. No se trata de una competencia ni de imposiciones poco razonables, sino de que los dos actores acepten, de manera natural, el conocimiento, la experiencia y el trabajo específico del otro.
  1. Si la tirada de publicación se agota además de la celebración habrá que pensar de inmediato de una reedición corregida y perfeccionada: un libro siempre puede ser mejorado.

 

Anuncios