Noticias

¿Qué es la literatura expandida?

 Por María Ester Gorleri

      Suena extraño, aunque no tanto para sus cultores.

   Algo de este concepto, si bien no con tal nombre, tratamos someramente con quienes asistieron en 2016 al seminario de Sistemas Literarios Alternativos en la Maestría en Lengua y Literatura que se dictó en la Facultad de Humanidades (UNaF).

     El término procede de las actuales tendencias de la escritura, producción y lectura literarias, difundidas globalmente y estudiadas en la Argentina por Claudia Kozak, investigadora del CONICET y de la UNTREF.

    Se trata de tecnopoéticas, es decir, de una manera de concebir, producir, escribir y leer literatura y sus campos afines, atravesados por medios digitales y articulados con otros lenguajes mediados tecnológicamente. Estas nuevas poéticas lo son en tanto abren un campo de investigación de procedencias múltiples, ya que reúne literatura, artes visuales, cinética, algoritmos, tecnologías de la información, entre otras. Pero sobre todo, recupera de las vanguardias literarias de comienzos del siglo XX postulaciones experimentales y pioneras que entonces adelantaban lo que hoy hace posible una circulación masiva, cuyo alcance se está ponderando.

    Cuando hoy se habla de poesía visual, por ejemplo, no hay que olvidar que ya era practicada por Marinetti, el Cubismo, los artistas visuales y escritores que produjeron los manifiestos vanguardistas.

    La definición de literatura digital es discutida hoy en ese campo nuevo de estudios, en pleno desarrollo. No obstante, hay ciertos acuerdos en caracterizarla por ser digital, coral y multimedia, es decir, por reunir imagen, sonido y sobre todo por ser interactiva. Esto último la distingue de lo que considerándose literatura circula por blogs, Facebook o Instagram. Y esa condición interactiva la acerca, también, a la dinámica de los videojuegos. La visualidad vertiginosa suele caracterizar esa literatura digital aunque no es condición necesaria para concebirla.

    La expansión de los soportes tecnológicos dieron lugar, así, a la llamada cultura digital, de manera que la literatura y la poesía digital – que no debe confundirse con la digitalizada, que es mero traspaso del papel a la computadora – constituye un fenómeno que absorbe los desarrollos tecnológico-cientificos.

   La expresión “literatura expandida” procede de Belén Gache (www.belengache.net; http://www.sociedadlunar.org.literaturaexpandida), quien indagó la producción y los manifiestos de las vanguardias artísticas hacia 1920 (mencionamos ya a Marinetti y el Futurismo, uno de los “ismos” de esas corrientes del arte). Más tarde, en los años sesenta las artes se expandieron, se salieron de sí, perdieron sus fueros de ser sólo literatura o sólo plástica o sólo música.

  Desde entonces, la literatura expandida – en palabras de Claudia Kozak (www.ludion.org; http://litelat.net), a quien seguimos al tratar el tema en esta reseña – es tal en tanto y en cuanto  el componente verbal que incluyan sus producciones contengan lo que el formalismo ruso llamó “función poética”.

   El problema que se le presenta a la poesía digital y por tanto, a la literatura expandida, es en este momento la ausencia de un soporte en la web que supere la aplicación de Flash (en Adobe), por cuanto ya se anunció que la misma desaparecerá en 2020. Significa, pues, que todo lo que hoy es posible visualizar de esa poesía, convoca a la creación de interfaces que rescaten lo que se viene realizando, y evitar no solamente su pérdida sino abriendo otros espacios creativos en la nube, tanto como para su circulación como para su visualidad. Los investigadores del campo de la literatura digital expandida trabajan actualmente para sortear este escollo técnico.

    Acercarse a la llamada poesía y a la literatura digital no es solamente un tema de los creadores, artistas y escritores. También lo es pensar la literatura en el dominio digital con una mirada crítica a fin de indagar qué transformaciones operan en los consumidores-usuarios, como “efecto literario” (¿es literatura?) y como efecto educativo.

    Es indudable que la experimentalidad y la novedad forman parte inescindible del universo adolescente, en el cual el trato de los más jóvenes (los llamados nativos digitales)  con los videojuegos y con el vértigo de las imágenes ya es un lugar común, del cual la escuela, en lo que atañe a la formación de lectores, a la educación artística y literaria, tendrá que conocerla y encontrar caminos posibles en los modos de leer y percibir lo artístico, “desnaturalizando” la neutralidad de lo técnico.

  Recientemente, la Dra. Claudia Kozak, brindó un exhaustivo análisis de la literatura expandida y la poesía digital en un seminario intensivo de posgrado dictado en la UNNE, del cual recogimos algunas imágenes quienes desde EdUNaF pudimos acercarnos a participar de los intercambios y los materiales tecnopoéticos que en la ocasión analizó con los asistentes a través de medios digitales durante su exposición.

 

Noticias, Novedades

Autores firmaron contrato con EdUNaF

El pasado 25 de noviembrea las 9:00 hs  se firmó en el Rectorado de la Universidad Nacional de Formosa los contratos de edición con los autores de los libros:

  • “Flora melífera y mieles de la zona este de la Provincia de Formosa” de Mirta M. Cabrera, Víctor M. Dávalos, Sonia V. Almirón y Valentina V. Benítez
  • “Nos arreglábamos con la producción” de Federico J. Muracciole

Estuvieron presentes el Rector de la UNaF, Esp. Augusto César Parmetler, la Secretaria Académica, Dra. Mónica Daldovo, de cuya secretaría depende la EdUNaF y la Directora de la editorial, Mgter. Marisa Budiño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias, Novedades

Nuestra primera edición

La EdUNaF desea compartir con ustedes la reciente publicación correspondiente a la Serie Científica “Flora melífera y mieles de la zona este de la Provincia de Formosa” de los docentes investigadores Mirta Cabrera, Victor Dávalos, Sonia Almirón y Valentina Benítez. Pueden adquirirlo en la oficina de la EdUNaF – Módulo 3 -Salón 33. Correo electrónico: editorialunaf@gmail.com, Celular: 3704-665922.

Costo: $400

PortadaFloraMelifera

Próxima publicación “Nos arreglábamos con la producción. Políticas sociales en familias campesinas del sur formoseño” de Federico Javier Muracciole.

PortadaNosArreglamosConLaProduccion